Nuestro estudio le asesora en casos de violencia familiar de una forma reservada, confidencial y objetiva pues siempre tomamos en cuenta los daños emocionales que pueden estar en juego en cualquiera de las manifestaciones de la violencia psicológica, patrimonial, sexual y física.

Esta problemática, tan frecuente en nuestros tiempos y que ocasiona un alto riesgo cuando acucia a una familia es tratada de manera confidencial, atendiendo a las particularidades que requiere  cada caso. Lo más importante es obrar con rapidez, consultar lo antes posible con un especialista que le dará las indicaciones de cómo manejarse con cada situación.

No tenga miedo ni vergüenza.

La consulta le dará todos los elementos que necesita para poder retomar el cause de su vida.

Existen mecanismos de protección a fin de precautelar más violaciones a sus derechos, como excluir al violento del hogar y prohibirle el acercamiento a la persona agredida, a los miembros de su núcleo familiar y al domicilio y a lugares donde frecuenta.

FALSAS DENUNCIAS.

La consulta con el estudio le indicará ¿cómo proceder y manejarse ante estos casos? Es muy frecuente encontrase frente a falsas denuncias que lo que buscan o pretenden son fines totalmente adversos a lo que busca proteger esta área del Derecho Penal; situaciones en que uno de los miembros de la pareja, o cualquier persona con quien se involucró sentimentalmente falsamente imputa una agresión física, psicológica, patrimonial, incluso hasta sexual que nunca existió, con otros fines, en que lo que se debe hacer es transparentar la verdadera intensión tras la denuncia de ocultar a los hijos, obstruir el vínculo parento-filial, y hasta extorsionar al denunciado.

Si está inmerso en este tipo de situaciones, llámenos al +593995296169 o directamente utilizando nuestro formulario de contacto y concertaremos una entrevista con Ud. para dotar a su defensa jurídica de un asesoramiento adecuado, encargándonos paso a paso de que sus derechos constitucionales sean respetados y que las garantías del proceso judicial penal sean las máximas.